Cuidado con el COVID-19 y la Semana Santa

Por el Director

Jonathan De Oleo Ramos

La Semana Santa o Semana Mayor, es la época donde históricamente en la Republica Dominicana y el mundo, los fieles católicos y no católicos acostumbran a irse de vacaciones aprovechando el largo asueto de los días santos, que de santos solo tienen el nombre, por la tradición judeo cristiana, y es así, ya que es en esos días donde mas muertes ocurren en todo el año.

Este año 2021, para la celebración de esos días religiosos, ya las familias hacen sus planes de retirarse al interior del país, a los diferentes pueblos, complejos turísticos, casas de campo, villas, montañas, viajes al exterior y otras de las diferentes opciones que se prestan para la fecha.

El año pasado para la misma fecha, había una paralización total y la gente no sintió el verdadero sentido de la misma y hablo desde el punto de vista del disfrutar del asueto, no desde el punto de vista religioso, que para mi, fue el año que mas sentido y recogimiento y donde se vivió la verdadera Semana Mayor. Todos sabemos las razones y estábamos en plena pandemia en el mundo y ni las iglesias celebraron de las formas acostumbradas sus oficios religiosos; todo ocurrió de forma virtual.

Las autoridades del país, han trabajo para llegar hasta donde estamos con el tema del covid-19 y todo lo que ha conllevado, desde los toques de queda, las declaraciones de emergencias nacionales, los prestamos, las vacunas y diferentes limitaciones que por mas de un año, ha vivido la población dominicana, con el sentido de mantener controlado el virus, aun así, no pasa un día hasta la fecha de hoy, que no se registre un fallecido, fruto de la enfermedad.

Mantengamos la cordura, el respeto a las medidas sanitarias, la sensatez y sobre todo pensemos en lo que hemos vividos, las muertes y las calamidades que ha traído este virus al país y el mundo; y repito nueva vez, no perdamos la cordura, para que después no salga mas cara, la cura que la enfermedad, ya con lo que ocurrió en las celebraciones navideñas y la campaña política pasada, tenemos un buen ejemplo, de que el cuidado debe ser sumamente riguroso y las autoridades correspondientes están llamadas a tomar todas las precauciones, para no volver atrás.

COMPARTIR