El carnaval Barriga Verde de San Juan de la Maguana, es el mejor carnaval de la República Dominicana

Bamboulá
Tradiciones de Quisqueya

Por Jonathan De Oleo Ramos
Gestor Cultural, Folklorista e Investigar de la Cultura tradicional Dominicana

Análisis de la participación del sociólogo y folklorista dominicano, Dagoberto Tejeda, en la entrevista central del Programa televisivo “Pantalla Abierta”, del 28 de febrero 20016.

Artículo escrito el 2 de marzo de 2016 por Jonathan De Oleo Ramos

El carnaval “Barriga Verde” de San Juan de Maguana, es la mejor expresión de lo carnavalesco en la República Dominicana, desde el punto de vista de la dominicanidad, de la identidad, de la diversidad, de la riqueza cultural y de la recuperación de los legados culturales de nuestros ancestros, hoy en día es el único de los carnavales que tiene como centro la promoción de sus orígenes identitarios.

Esta revelación la hizo respondiendo una pregunta del Doctor Rafael Franco, durante su intervención en calidad de entrevistado en el programa Pantalla Abierta, como cada viernes, el comunicador, dedica la entrevista a la promoción del arte y la cultura.

Dagoberto Tejeda manifestó, que basa su afirmación en que los nativos de esa provincia se han ido preocupando por recuperar lo que lo identifica como pueblo, para incorporarlo al carnaval, creando de esta manera un carnaval propio, espontáneo, que responde a sus raíces y que recrea la diversidad de su cultura.

El sociólogo destacó que lo bueno de ese carnaval, es que todavía no se ha comercializado y que mantiene la esencia original que han perdido otros carnavales que han sucumbido a la comercialización y la mercantilización de sus fiestas culturales, pero no tienen definido su originalidad.

“El carnaval de San Juan de la Maguana lo que ha hecho es insertar los códigos propios de su pueblo, sus imágenes, sus elementos simbólicos, sus costumbres. Es el lugar donde se han introducido muchos personajes que lo enriquecen con su diversidad y originalidad, donde se recogen elementos de la cultura africana y se transforman en parte del carnaval”, afirmó el folclorista.

Dagoberto Tejeda defendió este criterio diciendo que el aludido carnaval de esa provincia del sur, es el más grande en diversidad, donde se ven unos santos altos que lucen majestuosos, se ven los vacas, las brujas, los tainos, el personaje de Liborio, Anacona entre otros.

Abundando sobre el tema, el investigador y estudioso de nuestro folklor nacional, señaló, a su vez, que no puede decir lo mismo del carnaval de La Vega, el cual se ha desnaturalizado en su esencia por su alto nivel de comercialización y el empobrecimiento cultural que significa el hecho de que allí solo se ven diablos cojuelos, cuya vistosidad no puede confundirse con variedad cultural.

Refiriéndose a ese carnaval, Tejeda aseguró que antes, en La Vega había un “Roba la Gallina” espectacular y colorido, montado en una bicicleta gigante y que también estaban “los Tiznaos” y los Indios, pero el comercio del carnaval lo han desplazado y han desaparecido por falta de apoyo esos personajes.

“Anteriormente en el carnaval vegano, era el único carnaval donde se bailaba el baile de “Los Incas”, también ha desaparecido por las grandes grupos carnavalescos subsidiados por empresarios, pero sin originalidad.

“En carnaval Vegano no hay diversidad de personajes, solo diablos cojuelos. Cuando se busca convertir un carnaval en lo más parecido al carnaval de Rio de Janeiro se comienza a perder su esencia y por eso los veganos han transformado su carnaval más en un show y un espectáculo que un carnaval”, planteó sociólogo.

En otro aspecto del tema, pero relacionado con la línea anterior, Dagoberto dijo que el único pueblo que no tiene diablos cojuelos es Baní, “allí no han incorporado un solo diablo cojuelo, pero tienen un ‘robalagallina’ impresionante como personaje central, que ha ganado premios a nivel nacional e internacional.

Se trata de un ‘robalagallina’ particular, fundamentado en la religiosidad popular”, acotó el folclorista.

Sobre el carnaval cotuisano, puntualizó que éste es el más democrático y el más libre, porque en Cotuí los trajes se hacen en base a lo que allí se encuentra, en lo que da la propia naturaleza, los elementos no se buscan en tienda, como ejemplo, citó el de ‘los platanuses’, cuyos trajes son hechos con hojas de plátanos y con un higüero que se ven hermosos, “eso es otra herencia africana”, sostuvo el investigador Tejeda.

En lo que respecta a la organización de los carnavales, Dagoberto Tejeda expresó que cuando estos son organizados y controlados por los ayuntamientos se dañan, se trastornan, se desnaturalizan, buscan jurados con perfil político y no con formación en el área, y en algunos casos hasta desaparecen, citando el caso particular de La Romana, cuyo carnaval no se celebra desde hace algunos años después de una serie de prohibiciones que el ayuntamiento local introdujo en combinación con entidades ajenas a lo que son las expresiones de un carnaval.

El sociólogo fue entrevistado en el programa Pantalla Abierta que se transmite por Bajo Techo TV, canal 36, de 6:30 A.M a 9:00 A.M, de lunes a viernes, el 28 de febrero del 2016.

COMPARTIR