El presidente de la República reiteró su compromiso con la erradicación de la corrupción, la violencia y la impunidad

El Observador Digital, Santo Domingo.- El presidente de la República, Luis Abinader se comprometió a erradicar los males que la sociedad dominicana heredó de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Entre ellos citó la corrupción, la violencia y la impunidad.

“El 60 aniversario del ajusticiamiento del dictador, no es sólo un acto de reivindicación de aquella gesta patriótica, de todas las luchas de la resistencia nacional y el exilio dominicano, sino una manifestación de mi firme convicción de trabajar para desterrar para siempre los males heredado de la dictadura, como la corrupción, la violencia y la impunidad”, dijo el mandatario.

El mandatario manifestó su deseo en el marco de la inauguración de una serie de murales en honor a los dominicanos que perdieron la vida durante el régimen trujillista y lucharon por la democracia. La actividad fue en cumplimiento al decreto 335-21 que declara el 30 de mayo “Día de la Libertad”, a propósito de ser la fecha en que asesinaron a Trujillo. Tal y como lo ordena el decreto también se prendió un minuto de silencio a los responsables de la muerte del dictador.

En la actividad participó la vicepresidenta de la República, Raquel Peña; la primera dama, Raquel Arbaje; el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina; el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco; la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía y otros funcionarios. Además de algunos sobrevivientes de la dictadura y familiares de los asesinados durante el régimen.

El Observador Digital, Santo Domingo.- El presidente de la República, Luis Abinader se comprometió a erradicar los males que la sociedad dominicana heredó de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Entre ellos citó la corrupción, la violencia y la impunidad.

“El 60 aniversario del ajusticiamiento del dictador, no es sólo un acto de reivindicación de aquella gesta patriótica, de todas las luchas de la resistencia nacional y el exilio dominicano, sino una manifestación de mi firme convicción de trabajar para desterrar para siempre los males heredado de la dictadura, como la corrupción, la violencia y la impunidad”, dijo el mandatario.

El mandatario manifestó su deseo en el marco de la inauguración de una serie de murales en honor a los dominicanos que perdieron la vida durante el régimen trujillista y lucharon por la democracia. La actividad fue en cumplimiento al decreto 335-21 que declara el 30 de mayo “Día de la Libertad”, a propósito de ser la fecha en que asesinaron a Trujillo. Tal y como lo ordena el decreto también se prendió un minuto de silencio a los responsables de la muerte del dictador.

En la actividad participó la vicepresidenta de la República, Raquel Peña; la primera dama, Raquel Arbaje; el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina; el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco; la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía y otros funcionarios. Además de algunos sobrevivientes de la dictadura y familiares de los asesinados durante el régimen.

COMPARTIR