En Colombia las protestas “tumbaron” la reforma tributaria, pero se mantendrán en rechazo a la privatización de la salud

Agencias

El Observador Digital, Colombia.-Pese al anuncio del presidente Iván Duque, de retirar la reforma tributaria radicada en el Congreso, debido a las manifestaciones en el marco del paro nacional que se ha desarrollado desde el 28 de abril, hay quienes insisten en mantener el paro.

Lo que se cuestiona de la reforma a la salud es que si bien es necesaria, no se está ahondando en problemas estructurales, sino que tiene como objetivo especial la privatización de este sistema.

Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, aseguró que “el proyecto tiene como objetivo esencial la privatización del sistema de salud, lo cual no corresponde a una reforma estructural al sistema de salud”.

Reforma tributaria

El presidente Iván Duque anunció este domingo el retiro del proyecto de reforma tributaria presentado al Congreso el pasado 15 de abril, que detonó las protestas sociales y desórdenes de los últimos cuatro días en el país.

“Le solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar la incertidumbre financiera”, dijo Duque en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Gobierno.

La decisión del jefe de Estado ocurre luego de que las multitudinarias protestas de cuatro días contra esa iniciativa dejaran al menos cinco personas muertas aunque diferentes organizaciones sociales denuncian que son más.

Duque explicó que habló con los diferentes partidos políticos, gremios de la producción y otros sectores de la población y que el nuevo proyecto de reforma fiscal que será presentado al Congreso recogerá las propuestas que salieron de esos diálogos.

En esa dirección indicó que el proyecto incorporará una sobretasa de renta temporal a empresas, prorrogar el impuesto al patrimonio de forma temporal, incrementar el impuesto a los dividendos transitoriamente y crear una sobretasa de renta a personas de mayores ingresos, entre otros.

“La reforma no es un capricho. La reforma es una necesidad. Retirarla o no, no era la discusión. La verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales”, manifestó.

COMPARTIR