En Najayo el mayor general Cáceres y otros imputados en el caso Coral

El Observador Digital, San Cristobal-Fueron trasladados la mañana de este miércoles a las cárceles de Najayo Hombres y Mujeres, los imputados en la Operación Coral, quienes deberán cumplir allí los 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción impuesta por el Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, por supuesta corrupción, asociación de malhechores, falsificación de documentos y otros ilícitos.

El traslado del mayor general y exjefe de seguridad del expresidente Danilo Medina, Adán Cáceres Silvestre; el teniente coronel de la Policía, Rafael Núñez de Aza; la pastora Rossy Guzmán y su hijo, el cabo de la Policía, Tanner Antonio Flete Guzmán y el sargento Alejandro José Montero Cruz,se produjo antes de las 6 de la mañana.

En el caso del mayor Raúl Girón Jiménez, ya cumple prisión domiciliaria en un lugar solo conocido por el Ministerio Público y el tribunal por su seguridad.

El grupo fue enviado a prisión tras la jueza Kenya Romero acoger la solicitud del Ministerio Público.

Wilson Camacho, director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), dijo que el hecho de que un grupo haya tomado dinero público para su bolsillo es grave “y son cosas que el Ministerio Público pretende que con el procesamiento que se está haciendo estos hechos de corrupción se corrijan en el futuro”.

COMPARTIR