Los Escrúpulos de María Gargajos

Bamboulá
Tradiciones de Quisqueya

Por Jonathan De Oleo Ramos
Gestor Cultural, Folklorista e Investigar de la Cultura tradicional Dominicana

En la República Dominicana como en todos los pueblos, existe un anecdotario, una cultura popular, un saber popular, que se va desarrollando y transitando de generación en generación. Nacemos y crecemos en los diferentes pueblos y ciudades escuchando refranes, frases pintorescas, cuentos reales y no reales que se hacen famosos.

Eso también va a depender de la zona geográfica, por ejemplo: los refranes cibaeños no son los del sur, ni los del Este y los de la capital son otros, pero la diversidad nos junta y las migración de una ciudad a otra también se lleva la cultura.

Un viejo refrán de la República Dominicana dice: “Los Escrúpulos de María Gargajos”

María Gargajos, era pues, una persona, tan “limpia” que según cuentan las personas de su época que la conocieron, que se bañaba cantidades de veces al día lavaba los huevos antes de partirlos para echarlos a freír, pero escupía el aceite para verificar que estaba caliente para tirar los huevos. Algunos historiadores establecen que María Gargajos, era una señora española que vino al país y vivió en la ciudad de Higüey, nunca volvió a España.
Una explicación dada por Hamlet Hermann en la sección Opinión, periódico Hoy, del 9 de abril del 2007.

El anecdotario popular recoge la manía de una señora llamada María quien fregaba meticulosamente el cascarón de los huevos de gallina antes de cocinarlos y luego escupía sobre el sartén para detectar cuándo estuviera a punto el aceite en que los freiría. A esa paradoja de excesiva meticulosidad por un lado y un asqueroso comportamiento por el otro es lo que se conoce como los escrúpulos de María Gargajo.

Otros de los dominicanos que han escrito y sus artículos se han hecho populares y conocidos con el título de María Gargajos, es el político, educador, presidente y cuentista, Juan Bosch. Este escribió en agosto del 1977 su conocido artículo: “Los Escrúpulos de María Gargajos”, para analizar la política norteamericana con relación a la República Dominicana.

Para finalizar, es importante recordar que son varios los refranes que tienen por nombre María, por ejemplo: María la Hoz y María Ramos, que no tiene nada que ver con mi familia Ramos.

Lo más importante de este escrito, es que debemos como dominicanos poner en valor estos refranes, para que no se pierdan con el tiempo, entendiendo que la cultura se transforma y que todo lo folclórico es cultura popular, pero no todo lo cultural es folklore.

COMPARTIR