Por fin, Rosa Duarte con un cenotafio en el Panteón Nacional Dominicano

Por el Director
Jonathan De Oleo Ramos

Cuando el dominicano, Federico Henríquez y Carvajal, manifestó:¡Oh, América infeliz, que solo conoces tus grandes vivos cuando son tus grandes muertos!, no se equivocó, el verdadero ejemplo es lo ha ocurrido con hombres y mujeres de esta patria, que han derramado su sangre por la libertad, por la democracia, por el desarrollo, y a ellos debemos muchas luchas como país, para tener hoy una Republica Dominicana, libre y soberana.

Rosa Protomártir Duarte y Díez, mas que hermana de Duarte, fue una mujer que reivindicó la lucha de la mujer y su apoyo a la lucha de la construcción de la dominicanidad, junto a los independentistas de entonces, encabezados por su hermano e ideólogo, Juan Pablo Duarte.

Nació en la ciudad de Santo Domingo, en el barrio Santa Bárbara el 28 de junio de 1820, hija de Juan José Duarte Rodríguez y Manuela Diez Jiménez. Hermana de Vicente Celestino Duarte y de Juan Pablo Duarte, padre de la patria de República Dominicana.

Fue una mujer entregada a la causa patriótica de su hermano Juan Pablo, siendo una activa miembro de la sociedad secreta, político-militar, independentista, denominada La Trinitaria, sus aportes para con la nación dominicana son considerados por el historiador Emilio Rodríguez Demorizi como el “Nuevo Testamento” de la historia dominicana.2

Junto a sus amigas, participó en las obras teatrales que se presentaban en el edificio de la Cárcel Vieja, situado al lado del Palacio de Borgellá, frente al Parque Colón, desde las que se creaba conciencia sobre la causa independentista. Con estas obras teatrales reunían recursos con el fin de comprar municiones y cubrir los gastos de la causa independentistas Dominicana.

En 1845 es condenada al destierro fuera de su patria, deportada junto a su madre y hermanos, abandonando así a su prometido, Tomas de la Concha, quien fue fusilado en 1855 junto a Antonio Duvergé. Falleció el 26 de octubre de 1888 en Caracas Venezuela a causa de disentería.

Tan solo 2 años después de su muerte también mueren sus hermanos, Juan Pablo Duarte, Vicente Celestino.

En su honor una de las principales calles de Santo Domingo lleva su nombre. La calle Rosa Duarte se extiende desde la avenida Bolívar hasta llegar a la avenida 27 de Febrero. Una de las estaciones de la línea 2 del Metro de Santo Domingo lleva el nombre de Rosa Duarte en su honor.

que bueno, que tardío pero seguro, el gobierno dominicano se ha interesado en honrar de manera póstuma a Rosa, llevándola al Panteón de la Patria, emitiendo un decreto, creando una comisión nacional para coordinar esos procesos y que debemos felicitar la misma, por los rápidos resultados mostrados, que demuestran que existe una voluntad de trabajar y llevar a cabo la acción emanada por el ejecutivo, bajo la coordinación del Ministerio de Cultura, la Comisión Permanente de Efemérides Patria y otras institución que forman parte del dicho decreto.

Ya en el Panteón de la Nacional, Rosa tiene un cenotafio con su nombre y esperamos que aparezcan sus restos mortales, para definitivamente y por siempre descansen donde descansan los grandes hombres y mujeres de esta patria, el Panteón Nacional. ¡LOOR A ROSA DUARTE!

COMPARTIR